Hipertensión Arterial Sistémica (HAS)

hp.jpg

La mejor atención

La hipertensión arterial sistémica o presión alta es el factor de riesgo más frecuente en nuestro país, ya que uno de cada 3 adultos mayores de 20 años la padecen, y los más relevante es que más de la mitad de ellos, no saben que la tienen.

¿Por qué se eleva la presión arterial?

La presión de la sangre se eleva porque las arterias se endurecen, con lo que aumenta la resistencia al paso de la sangre a través de ellas; esto provoca que el corazón tenga que enviar la sangre con mayor presión para lograr vencer la resistencia de las arterias. Si esto se perpetua en el tiempo, tanto las arterias como el corazón sufren cambios significativos, que llevan al paciente a insuficiencia cardíaca. Por otro lado, el tener la presión alta también incrementa el riesgo de presentar un infarto al corazón, embolismos o hemorragias cerebrales, arritmias cardíacas, insuficiencia renal, daño ocular, insuficiencia arterial etc.

El sobrepeso y obesidad son la principal causa del desarrollo de la hipertensión, pero la presencia de otros factores de riesgo (colesterol elevado, intolerancia a la glucosa, diabetes Mellitus tipo 2, síndrome metabólico, tabaquismo, alcoholismo, alta ingesta de sal etc.), aceleran la aparición o hacen difícil su control, incrementando significativamente el riesgo de padecer algún evento cardiovascular grave.

A partir de los 20 años todos debemos medirnos frecuentemente la presión arterial, si detecta en al menos 3 ocasiones elevación de la presión mayor o igual a 130/90mmHg, debe buscar atención médica y controlar este factor de riesgo tan importante.  

Recuerde que la presión arterial alta no se cura, se controla.

¡Es por tu salud... es por México!